viernes, 14 de junio de 2013

A callar-te

Me lo temía, pero pronto me dí cuenta de que ya lo sabía. Sabía como eras, solo me faltó tiempo y ganas para darme cuenta.
Ganas de creer que me equivocaba contigo, que podía salvarte.
Creemos que podemos cambiar a una persona, que porque esté perdida tiene ganas de ser mejor.
Pero hay gente que sabe que no quiere hacerlo, y aún así te utiliza y te hace pensar que tienes derecho a querer algo mejor para él.

Sabía lo que querías de mí.. y aún así lo intenté. Pero soy mejor que todo esto. Y tu no avanzarás.
Yo también necesito que alguien quiera salvarme.

2 comentarios:

  1. Por mucho que nos empeñemos...hay gente que no quiere ser salvada. y se ahoga felizmente en su infinita tristeza haciéndonos creer que necesitan un salvavidas, cuando lo que quieren es un ancla atada al cuello.
    Déjalo ir, no porque respire significa que esté vivo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes toda la razón.

      Me ha encantado tu consejo.

      Eliminar

Aunque no lo creas, lo que pienses ahora mismo significa mucho para mí. Compártelo conmigo :)