sábado, 31 de diciembre de 2016

2017

Sólo quiero que el 2016 haya sido un buen intento del 2017.
Tengo miedo, mucho del año que viene. Un año en el que puedo cumplir un sueño, o no.
Pero si he hecho que el 2016 acabase siendo todo lo que quiero, sé que podré hacerlo con este nuevo. Cada vez sueño más alto, y estoy orgullosa sólo de haber perdido el miedo a hacerlo. Doy gracias por dar un pasito más hacia convertirme en quién quiero ser. Estoy orgullosa de mí aunque no tanto de la gente que me rodea, la gente que me decepciona y me sorprende a peor cada día. Sólo espero dejar de hacerlo, dejar de dar oportunidades a gente que no se las merece y dejar de sufrir por la gente que me falla. Si os fallan, apartarlos. Porque lo volverán a hacer, eso lo he aprendido bien.
Voy a seguir siendo fuerte, porque sé que puedo serlo aún más, y me hará falta. Quiero estar preparada para las cosas malas que puedan venir, y para todos los retos que me costará cumplir.
Voy a ser fuerte, y sólo pido tener gente a mi lado que me ayude a serlo más.

Feliz año nuevo. Lucha por lo que quieres y rodéate de la gente adecuada para lograrlo. Y si no, solo también puedes.

lunes, 28 de noviembre de 2016

Whatever she says, I'm that.

Creo que el amor se ve en una mirada. Que te miren como si fueras magia, que te besen despacio, como alargando el momento para que no termine.
Que sean fuego contigo, que sientas como quema.
Ese preciso momento en el que quema más que nunca.
Que te agarren fuerte, para que no te vayas. Aunque le supliques "déjame". 
Que oigan lo que dices, y aún más todo lo que callas.

Si no...no creo que merezca la pena.

domingo, 11 de septiembre de 2016

Te he mirado a los ojos antes de darte la espalda. ¿Qué más le puedes pedir a quien no quiere de ti nada?

Es otro intento. Y nada parece cambiar. Todas las personas que pasan por mi vida parecen iguales. Cortadas por el mismo patrón. Con las mismas mierdas, las mismas razones, excusas estúpidas. Las mismas mentiras en la boca, mentiras que cada vez cazo más rápido, pues he oído tantas y tantas veces. A veces reconozco las miradas, también iguales. El mismo vacío en los ojos de personas que sé que no van a significar nada en mi vida. Y que la mayoría de las veces tampoco quieren significar nada.



Solo quería algo que me moviese por dentro. Esa emoción de estar a punto de perderlo todo, la cabeza, el sentido y ver como te sumerges inevitablemente en la locura de otra persona. Yo solo quería las ganas, el no no planear las cosas, el fluír de uno cuando conoce a alguien que lo hace todo más fácil. Yo solo quería querer hasta volverme loca. Aunque no durase para siempre, aunque fuese temporal, pero querer frenéticamente.




¿Sabes esa sensación de que todo lo que has vivido es lo mejor que vas a vivir? ¿Y que nada va ni a rozar las expectativas que tienes para encontrar lo que buscas?





¿Sabes realmente lo que quieres? Porque yo empiezo a saberlo. Y eso me da miedo. Porque una vez lo tienes claro, no hay medias tintas. No hay vuelta atrás, todo cobra sentido.

Yo lo he visto en otra gente. Lo he visto en canciones, en miradas en el metro. Y lo quiero. 

jueves, 14 de abril de 2016

Nunca sobran las palabras ni las personas para soñar con un camino sin miedos.

Sé que no hago más que escribir sobre decepciones, porque creo que lo bueno de toda la mierda que pasamos es recordar las heridas. Recortar los malos y buenos momentos y y pegarlos en un libro relleno de capítulos de decepciones y sorpresas que te has llevado a lo largo de tu vida. 

Al fin y al cabo estamos hechos de momentos; los malos son los que dejan más huella, tristemente. El desamor, la pérdida. La gente que entra y sale de tu vida llevándose partes de ti y dejando otras, a veces peores. Cambiándote por dentro, desgastándote y convirtiéndote en otra persona. Una persona que al final terminamos por no reconocer.

Este largo y difícil camino que es la vida es una putada. Ármate de valor para todo lo que viene, y disfruta, disfruta como loco de cada momento.

domingo, 27 de marzo de 2016

Volaremos sin movernos y donde haya que firmar, me hare una pequeña herida con sangre que abarca el mar.

Da pena darse cuenta de lo desgarrador que es que el mundo se pierda a personas tan maravillosas día a día. Supongo que no te das cuenta hasta que lo vives en tus carnes.

Él era una de las personas más inspiradoras que he conocido. De ese tipo de gente que cuando llega a tu vida sabes al instante que quieres que se quede mucho tiempo y que sin duda, dejará huella. Y así es. Una huella en mí que sé que no olvidaré. 




Gracias por regalarle al mundo tu esencia, por tocar a las personas que te rodeábamos con esa magia, esa paz, inteligencia y alegría. Me siento afortunada de poder decir que me tocaste de una manera especial, que me llenaste durante un año más de lo que mucha gente puede hacerlo toda la vida. Ojalá te lo hubiera dicho cuando tuve oportunidad. Pero creo que cuando nos mirábamos lo sabías.

Las noches de peli, las tardes creando inventos y juegos estúpidos que a nadie salvo a ti se le ocurrirían. Nadie me había dejado tan abobada nunca. He aprendido de ti más que de nadie en el mundo. La dulzura con la que siempre me trataste. Me imagino si alguna vez sentiré esa conexión con alguien otra vez. 

Pasaba el tiempo y no me importaba, porque sabía que en algún momento volvería a verte y sería como siempre. Como cuando nos conocimos y supimos que nos tendríamos siempre.

Estés donde estés, cuídame, como hiciste ese año, desde la habitación de al lado.
Yo no olvidaré sonreír al recordarte.

Gracias por tanto.

domingo, 20 de marzo de 2016

"Era uno de esos días en que está a punto de nevar... y el aire esta cargado de electricidad. Casi puedes oírla. ¿verdad? Y esa bolsa está bailando... conmigo... como un niño pidiéndome jugar, durante quince minutos. Es el día en que descubrí que existe vida bajo las cosas y una fuerza increíblemente benévola que me hacía comprender que no hay razón para tener miedo jamás. El vídeo es una triste excusa, lo sé, pero me ayuda a recordarlo; necesito recordar a veces que hay tantísima belleza en el mundo que siento que no lo aguanto, y que mi corazón va a colapsar"
-American Beauty



lunes, 15 de febrero de 2016

Una decepción ardiendo(me).

Como escribo acerca de todas mis decepciones, esta no podía ser una excepción.
¿En serio? ¿Podemos equivocarnos tanto con la gente?

No sé si era yo la que estaba equivocada o fuiste tú todo el tiempo el que lo estaba conmigo. Sea como fuere, estábamos equivocados. Y qué putada. Me estaría ahorrando mucho ahora.

Jugar con los sentimientos de la gente..suena tan frío. Es tan fácil, y tan inofensivo que ni te das cuenta. Pero duele, te lo digo, desde el otro lado.

Yo me equivoqué escogiéndote, poniendo esfuerzo y ganas en algo que sabía desde el principio que me haría daño.

Tu te equivocaste, fingiendo que te importaba, dándome alas y escondiendo tus mentiras de mí. Miénteme a la cara, seguiré colada, pero el golpe dolerá menos.

No sé si estoy contenta o destrozada porque esta sea la gota que colme el vaso. Qué coño, ni siquiera sé como reaccionar la próxima vez que te vea. ¿Te insulto?¿Te digo que me lo merecía por ingenua? Al fin y al cabo, tú ya me habías avisado. "No quiero nada serio". ¿Cómo os resulta tan fácil decirlo?

No puedo. 

Me voy, aunque no quiero. Deja de estar ahí. Hazme(te) un favor y vete tú también. Eso sí me lo merezco.

- P